Cercle d'Estudis Orientals - CEO

 Cercle d'Estudis Orientals

_______________________________________________________________________

XVII Salón del Manga 2011
Crónica del Salón del Manga
SÁBADO 29 DE OCTUBRE – MARTES 1 DE NOVIEMBRE DE 2011

Sábado 29 de octubre, 9.00 AM, una multitud de gente se aglomera formando una cola de 100, no 200, no tal vez 300 metros. Gente venida de todos los rincones de nuestra geografía guardan cola impacientes de ver lo que les espera detrás de las puertas, todavía cerradas, de La Farga de l'Hospitalet. Antonio, un universitario venido de Asturias comenta que durante el verano estuvo trabajando para ahorrar un dinerillo y poder venir al salón, como él muchos otros hicieron esfuerzos titánicos para estar allí. Algunos llevan cosplay, otros no, unos van en grupo, otros en solitario. Para hacer más llevadera la espera comentan lo que esperan del evento, juegan con sus videoconsolas portátiles o sencillamente aguardan con la mirada perdida mientras planifican en sus mentes otakus como distribuir el tiempo para, una vez dentro, poder hacer el máximo de actividades.



10.00 AM Las puertas se abren puntualmente y, como hordas de seres venidos del más allá entran en el recinto ansiosos por descubrir lo que les aguarda en el interior.

En el espacio principal se reúnen 143 stands de distintas dimensiones y temáticas esperando clientes a los que ofrecer mangas, animes, complementos de vestuario, fanzines, videojuegos, artículos tradicionales importados del país del sol naciente, complementos para la casa, artículos de dibujo, gadgets, comida japonesa y un sinfín de artículos inesperados para satisfacer a cualquier otaku. Se puede encontrar casi de todo (y digo “casi” porque, todo sea dicho, todavía no he encontrado un par de números atrasados que me faltan para completar un par de colecciones que descubrí, tal vez, demasiado tarde).  Como asistente habitual a este tipo de eventos puedo decir que los stands eran más o menos los de siempre, aunque se echaba en falta la presencia de La Cúpula ediciones, Panini y Jonu (que ahora edita como Emon). Por otro lado, pese a la falta de novedades cabe decir que Planeta tuvo la genial ocurrencia de regalar maquetas de papel para construir “Thousand Sun” el segundo barco que utiliza Rufi en “One Piece”.

La gente parece disfrutar del salón y se reencuentran con viejas amistades que se ven de evento en evento, allí pude coincidir con Luís, Yoli, Jordi y muchísimos amigos más que, por distintas razones, sólo coincido en actos de esta índole. Algunos otakus montaron “kedadas” para conocerse en persona después de leerse en incontables ocasiones a través de la red, había gente que ofrecía abrazos gratis y otros intercambiaban direcciones de correo electrónico para seguir en contacto.

En el stand de Toei había paneles decorados de One Piece y Dragon Ball para hacerse fotos haciendo un Kame Hame o apareciendo retratado en una pared con otros personajes. También tenían un Chopper gigante.



Más allá del espacio principal, subiendo unas escaleras que se encontraban al fondo del recinto, se accedía a una serie de áreas temáticas y a la sala de actos.
Cabe destacar las exposiciones sobre kimonos, samuráis y sobre la ilustradora española Victoria Francés. La ambientación la encontré adecuada y el material me pareció muy interesante.

Junto a las exposiciones se encontraban el taller de juegos, los talleres de manga y modelismo, la sala de videojuegos, la Showroom (donde a lo largo de los 4 días se harían todo tipo de actos y demostraciones) y la sala de actos.

Cerca de La Farga se habilitaron 2 espacios más para completar las actividades del Salón del Manga. Por un lado el Auditori Barradas, donde se proyectaron toda suerte de películas y episodios de anime, ya fueran clásicos como de candente actualidad. Por otro lado estaba el Poliesportiu del Centre, lugar destinado a conciertos, concursos de cosplay, karaoke, Para Para, demostraciones y otros actos diversos. Todos los espacios estaban conectados por el mangabús.

A lo largo de los 4 días, en distintos stands, diversos autores e invitados firmaron material para los asistentes. En algunos casos se exigía que fuera un material concreto, en otros sencillamente firmaban aquello que los otakus les trajeran.

Hiroshi Hirata (平田弘史), uno de los autores más emblemáticos en lo que a mangas de samuráis se refiere, autor entre otras obras de “Héroes anónimos”, “La rebelión del emblema”, “La venganza del guerrero reputado”,  “Orgullo de samurái”,  “Promesas rotas” y “Relatos insólitos de samuráis”  mostró su gran talento para la caligrafía firmando sus obras con pincel y tinta.

Keiichi Hara (原恵一), Director de “El verano de Coo”,  “Colorful” , algunas películas de “Doraemon” y 2º director de la serie y director de muchas películas de “Crayon Shin-chan”,  afirmaba mientras firmaba que uno de los personajes que más le gustan es este último. Se mostró muy interesado y agradecido al descubrir que alguna de la gente a quien estaba firmando estuvieron implicados personalmente en las versiones catalana y castellana de algunos de sus trabajos. En una entrevista para la televisión, que se le hizo en el salón, afirmó que le gustan las obras que se centran en la familia y que es algo que intenta de algún modo incluir en sus trabajos.


Kazue Katô (加藤和恵), autora de “Blue Exorcist” Congregó a un gran número de fans que tras pedir turno recibían el tan preciado tesoro: un autógrafo suyo.
El gran problema fue que el número de turnos era limitado a 100 por sesión de firmas (muchos de ellos, una media de entre 20 y 30, entregados de antemano a gente de los stands), sólo firmaba 1 autógrafo por persona y, a diferencia de los demás invitados, no aceptaba ser fotografiada. Hubieron muchas quejas de fans que se quedaron sin su firma.

Volviendo a la cronología de actividades del evento, a las 3.30 PM, entre cámaras y móviles gravando, en la sala de actos, se presentó la Gimkana de “Dragon Ball Z Kai” con el aliciente añadido de poder conocer y escuchar en directo a algunos de los actores que doblan la versión en catalán de la serie. Así pues pudimos escuchar en directo leyendo un guión confeccionado especialmente para la ocasión a Enric Isasi-Isasmendi, el narrador que escuchamos al principio y al final de cada uno de los capítulos; Marc Zanni, nuestro Son Goku particular; Joan Sanz, el gran Vegeta de quien aprendimos a insultar correctamente en catalán; Domènech Farell, la nueva voz de Freezer, ya que la anterior voz nos dejó este verano; Josep Maria Mas, el nuevo Follet Tortuga; Marc Gómez, cantante de la BSO en catalán de “Bola de Drac Z Kai” y la genial Mònica Padrós nuestro entrañable pequeño Son Goku que apareció por sorpresa en el guión.

De la mini charla posterior me gustaría destacar un comentario de Josep María Mas, quien tras la defunción de Viçens Manel Domènech se encarga de dar voz al maestro Mutenroshi. Cuando se le preguntó qué implica coger un material así dijo: “Es más doblar a un compañero que a un personaje, prácticamente. Por el cariño que le teníamos…” Después de esto pude hablar un momento con Mònica quien me comentó que le había sorprendido mucho el éxito de convocatoria que tiene “Bola de Drac”.



Después de esto estuve dando más vueltas por el espacio principal a la caza de ese tesoro escondido que me aguardaba en algún rincón de algún stand. (En mi caso un art book de Slayers). También orbité un rato por la zona de fanzines donde hice algunas compras interesantes. Un fanzine que me sorprendió pos su calidad es uno titulado “El cuaderno de Tesla”.

Llegó el domingo, día de los cosplays. Otakus venidos de lejanas páginas, pixels y fotogramas inundaban el salón con indumentarias coloridas y con maquillajes de lo más dispar. Algunos de los cosplays eran el resultado de meses de elaboración, como el de nuestra amiga Alba que lució un impecable vestido de Nunnally, de Code Geass, elaborado con gran cariño y precisión milimétrica. Otros, por contra, se limitaban a llevar una careta de cartulina con algún emoticono de internet. Realmente el ambiente era digno de ver: Yamcha se cruzaba con Laguna Loire mientras Felicia (de Darkstakers) les sacaba una foto, colegialas de institutos japoneses correteaban mientras Arale y un bebé vestido de Gatchan descansaban en un rincón. Era un verdadero espectáculo.

Hacia el mediodía, junto al stand de fnac se hizo un campeonato de “Atchimuite Hoy” una peculiar versión japonesa del popular juego de Piedra – Papel – Tijera.


El campeonato fue muy disputado. Las eliminatorias fuero a 3 victorias, la semifinales a 5 y la gran final a 7.  Los contendientes planificaban estrategias para distraer o engañar al adversario mientras Mihoko, la encargada de arbitrar tal competición, reía a la vez que intentaba discernir si el movimiento realizado era legal o si alguien había hecho trampa. Finalmente, después de una final muy ajustada David se erigió como gran ganador de la justa.



A media tarde, en la showroom, se celebró una iniciación a la ceremonia del té. Desde mi perspectiva de veterano en la cultura oriental me pareció una actividad más bien aburrida, repetitiva y falta de contenido y contexto, ya que se limitaba a, de 3 en 3, tomar el té según el protocolo japonés sin que se diera ninguna explicación adicional sobre el significado de la ceremonia ni el ambiente en el que se celebra.

Simultáneamente en el escenario se celebraba uno de los eventos más esperados del Salón: El World Cosplay Summit. Los ganadores fueron una pareja vestida de Fatima y Master Roland de Luminous Arc 2.
Posteriormente más búsquedas, más encuentros y decenas de fotos de cosplays verdaderamente elaborados e interesantes.


Del lunes hay un par de cosas que me gustaría destacar especialmente:
  1. El concurso de disfraces del Cosplay que se celebró en el escenario donde todos los otakus disfrazados, ya fuera de forma individual o en grupo pudieron sacar a relucir sus cosplays de gala para emocionar (o no) al paciente público que,  sentado en el suelo del pabellón o apoyado en las paredes, los veía desfilar e interpretar sus personajes. Especial mención para un grupo que iban vestidos como Pac Man y los fantasmas del comecocos quienes hicieron su interpretación con la banda sonora del videojuego reproducida desde un teléfono móvil.
  2. El genial concierto de Cécile Corbel, compositora e intérprete de la banda sonora de Arrietty y el mundo de los diminutos. Durante el concierto obsequió al público con algunos de los temas de la película y otros inéditos que habían sido compuestos para inspirar a los animadores de la película. Antes de cantar e interpretar los temas con su arpa celta ofreció breves comentarios sobre cada una de ellos. La anécdota más interesante del concierto fue que durante la interpretación de la primera canción, “Arrietty no uta” se presentaron algunos pequeños problemas técnicos con el retorno de audio, así que al terminar el concierto se dirigió al público y dijo que como compensación por esas pequeñas incidencias técnicas volvería a interpretar la primera canción, pero esta vez en versión acústica y en francés, aunque le gustaría algún día cantarla también en castellano y en catalán.
    Fue un concierto que personalmente me emocionó.

Finalmente llegó el martes: el último día de salón. Ese día en que la mayoría de gente, a la desesperada, busca aquel material que vio el primer día, pero que no sabía si comprarlo o no por miedo a quedarse sin presupuesto para los demás días. La gente seguía haciendo colas para conseguir firmas de los autores y, como no, yo también estaba allí pidiendo número para poder conseguir aquella firma que me había pedido un amigo de fuera o para poder conocer personalmente a Cécile Corbel.

Cécile Corbel firmó a las 12.00 del mediodía y allí estaba yo esperando con mi CD de la banda sonora y con un artículo sobre ella que apareció en una publicación francesa, que como curiosidad diré, que hasta ese momento ella no lo había visto publicado. Posteriormente pude cruzar algunas palabras con ella y me ofrecí para hacer la adaptación al castellano y al catalán de la canción de Arrietty y ella muy sorprendida sonrió y me presentó a su productor, el cual me facilitó su tarjeta de contacto. (Cuando escribo estas líneas, las adaptaciones se encuentran en manos de una actriz de musicales que las está ensayando para grabar una demo para enviarla a Cécile).



Después de esto me acerqué al stand de Selecta-Visión donde se encontraban 4 de los grandes actores de doblaje españoles que ponen voz a algunos de nuestros personajes de anime, videojuegos, cine y televisión preferidos. Los actores que asistieron fueron Alfonso Vallés, ¿qué decir del gran Snake del Metal Gear?; Angel de Gracia, que ha trabajado entre otros muchos animes en como “Saint Seiya”, “3x3 ojos”, “Nana” y “Evangelion”; Albert Trifol, uno de los más grandes actores de doblaje con los que hemos contado en nuestras tierras que seguro que todo el mundo recuerda como Shinji Ikari entre otros muchísimos personajes y finalmente Carles Di Blasi que ha trabajado en animes como “Patlabor”,  “Boys Be…”, “Mazinger”, “Saint Seiya Lost Canvas” y muchos más.


Después de todo esto, embriagado (y casi mareado) por los 4 días de salón opté por un merecido descanso a la espera de la clausura en el auditorio con la proyección de “Arrietty y el mundo de los diminutos”.

Al acabar, todo el mundo se fue con una sensación de confusión incomprensible. Si bien los autores invitados de este año no fueron de los más relevantes y algunas actividades no dieron suficiente de sí, el hecho de saber que esta edición era la última que se celebraba en La Farga de L’Hospitalet llenaba de nostalgia a muchos que, como yo, hemos vivido y visto crecer este evento, en este mismo recinto, durante muchos años.


by Marc
_
Copyright CEO 2015. All rights reserved.